I AM STILL ALIVE [o el día en que escribo otra carta de amor]

Penetrar en el silencio, como en una catedral. Una vez instalado, se está caliente, contigo y en ti con su alma.

[Edmond Jabès]

(Imagen: On Kawara)

Aún, amor. Después de la nevada. Ya feroz. La sombra tiene residencia en el vacío y nosotros hemos vuelto de ese umbral. No tengas miedo. (Y digo para mí: no tengas miedo). Escucha, alguien rompe las cuerdas de un cello. Alguien desgarra una voz humana. Aquí todo es silencio y hierba creciendo en las alcantarillas. Pero la temperatura del jardín es fiel a las camelias; eso, deberíamos saberlo, desata la llovizna en el País del Sueño. Desata la memoria, la leche encendida de la infancia, la plaza oscura donde una noche nuestros cuerpos. Ahora, llevo mis manos a recoger semillas; cuando las miro de cerca, descubro que son brújulas para el verano. Sus agujas imantadas ascienden por la rosa de los vientos de mi boca hasta decir tu nombre y, en ese acto, una caravana de amapolas detiene la catástrofe.

En la música, Misato Mochizuki: Pàs a pas.


Anuncios

Acerca de DANIELA CAMACHO

México, 1980. Poeta y traductora. Autora de los libros 'Experiencia Butoh' (Amargord Ediciones, España y Cosmorama Edições, Portugal, 2017); 'Lantana' (Ejemplar Único, España, 2017); 'Carcinoma' y 'Híkuri' (Libros de artista, Artes de México, 2014) e '[imperia]' (Editorial El perro y la rana, Venezuela, 2013); entre otros.
Esta entrada fue publicada en En un lugar para huirse, [Postales] [Cartas]. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a I AM STILL ALIVE [o el día en que escribo otra carta de amor]

  1. Juan dijo:

    Daniela, leerte es una experiencia maravillosa que no dejo de agradecerte. “Habitación de la heroína”, cuenta a cuenta como en el más precioso collar, es una delicada obra de arte.

  2. Penélope dijo:

    Me encantó tu texto, me sentí idenficada por amor y por sueños…
    Gracias por compartir,
    Penélope

  3. ladelallave dijo:

    (mnh): En una caja diminuta una caracola recuerda. Ahí dentro lleva el mar, la música. No hay lugar para el silencio cuando la melodía estalla. Escucha… ¿cabe en la arena un acorde para siempre?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s