Traducción para los cuerpos que aún están ardiendo en la ventana [ALDA MERINI. Separata]

(Imagen: Alda Merini)
LA MIRADA DEL POETA
Si alguien tratara de entender tu mirada
defiéndete Poeta con ferocidad
tu mirada son cientos de miradas que ay te han visto temblando
 
Del libro Vuoto d’amore (Vacío de amor)

 

                                                                      a V. S.
Correr caballos blancos
portadores de grandes auroras
sobre la superficie de mi lengua
que a él no hablará más.
Oh hierba feliz
que entras en la boca
y sientes su saliva
y la dulzura del alma.
Hierba vuelta negra
dame la última flor
y sea una espada.
 
LA OTRA VERDAD
                                                                     a Simona y Giulia
En tiempos de la prisión inútil
yo amé a un compañero,
un desgraciado sin santidad.
Y así de este amor infeliz
has nacido tú,
flor de mi pensamiento.
Nadie en el manicomio ha dado nunca un beso
sino al muro que lo oprimía
y esto significa que la santidad
es de todos, como de todos es el amor.
 
Del libro Clinica dell’abbandono (Clínica del abandono)
 

Mis traducciones de Alda Merini (8 poemas) se publican en el número de agosto de la revista-objeto Separata, Querétaro, México, 2011.

Anuncios

Acerca de DANIELA CAMACHO

México, 1980. Poeta y traductora. Autora de los libros 'Experiencia Butoh' (Amargord Ediciones, España y Cosmorama Edições, Portugal, 2017); 'Lantana' (Ejemplar Único, España, 2017); 'Carcinoma' y 'Híkuri' (Libros de artista, Artes de México, 2014) e '[imperia]' (Editorial El perro y la rana, Venezuela, 2013); entre otros.
Esta entrada fue publicada en Ellas: las sin lengua, Mis traducciones. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Traducción para los cuerpos que aún están ardiendo en la ventana [ALDA MERINI. Separata]

  1. M. Becerra dijo:

    Esta mujer es nuestra, no? Me gusta leer a Alda Merini desde ti, Daniela. Me gusta también leerte desde Alda Merini. Te abrazo mucho, muchísimo… (mnh)

    • ladelallave dijo:

      Alda es nuestra. Así lo dice la página de un libro. Alda nos presiente y desde una casa blanca nos escribe. Yo también te abrazo muchísimo, Manuel. Algo, siempre, hará girar la manivela. Son nuestras todas las cajas musicales. En sus melodías, los niños nos escuchan [mnh].

  2. Buenas traducciones, un saludo andauz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s