TRADUCCIÓN A OSCURAS [o una canción italiana para los habitantes del País del Sueño. ALDA MERINI para siempre]

(Imagen: Jennybird Alcántara)
GASPARA STAMPA
 
Inútil dar la propia confitura a una boca amarga,
Gaspara, y tus gracias que encantaban incluso a la musa
a un pobre cazador de frutos
a un saltador de plantas,
por este error insólito tú invocaste la muerte
en que se regocija tu dignidad.
 
***
 
Te ruego, déjame ir:
el pensamiento del alba
es en mí tan alto
que no se necesitan bosques
para caminar.
 
Te ruego, déjame vivir
este absurdo pensamiento,
esta pasión intensa
que hace arder el odio
dentro de oscuras madres
que haces llorar, amor,
tan sólo por error.
 
***
 
Esta noche sólo por ella me he quedado
en casa, por L. bendita, 
para que, ambas fugitivas, sus rimas
encontraran mi camino.
Ha vuelto a mi puerta temblando,
llevaba en la mano una flor de esperanza,
como aquel gorrión que al amanecer
te invita a abrir dulcemente los cristales
y golpea fuerte y angelical sobre el rostro
de la desesperanza del anciano
que no pronuncia la palabra fin,
que no desea un refugio para la muerte.
 
***
 
Siempre he despreciado
a la hortelana vendedora de hierbas
y a las conchas que por extraña simbiosis
contienen la luz…
 
El hábito de la distancia
a veces tiene una cuerda
y con ella estrangula tus venenos.
Las fuentes de los misterios
están ahora secas
y Eurídice no llora más,
no hay más suero de Virgen en el canto
y María se ha vuelto mujer.
 
 
El primer poema, “Gaspara Stampa”, pertenece al libro Vuoto d’amore (Vacío de amor); los otros tres, a Ballate non pagate (Baladas no pagadas). Han sido publicados en el número de agosto de la revista Separata.
[Versiones en español de DCJ]
 
Anuncios

Acerca de ladelallave

"Un día al despertar nos damos cuenta/ de que apenas recordamos el camino hacia esa casa perdida,/ y ahogados de vergüenza y cólera/ corremos hacia ella, pero (como en los sueños)/ todo es ahora distinto: las personas, los objetos, las paredes/ y no nos conoce nadie: somos extranjeros" [A. Ajmátova]. Yo: poeta mexicana en Tokio.
Esta entrada fue publicada en Ellas: las sin lengua, Mis traducciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s