Traducción: “The Seas of Rongelap” [Itsuko Ishikawa]

(Imagen: Eme de Armario)
VI
 
En las orillas de Rongelap
Dos personas
Tranquilamente mirando el mar
Aunque silenciosos, se hablaron desde el corazón
 
(El atún desecho,  tan lamentable
que levantaron un monumento)
(Es tan difícil dejar nuestro hogar en la isla, pero la tercera generación desde entonces aún seguía naciendo con daños en órganos internos)
 
En las orillas de una isla envenenada
Dos personas
Miran una rojísima y brillante puesta de sol
“John, era este mismo color en aquel entonces, ¿verdad?”
 
El anciano ya no está con nosotros
Luchó contra un imperio nuclear
Uno de diez mil bombas
El antiguo alcalde de Rongelap
Un mes después de que la fotografía fue tomada, silenciosamente murió
 
Los huesos del anciano
Tal vez no podrán ser enterrados en la devastada Rongelap
Nunca visitarán de nuevo su hogar
Se sentó en la orilla, mirando las olas
Grabando la escena en su memoria.
 
Matashichi Oishi se recuperó de la cirugía por cáncer de hígado
Y se tendió hacia los pájaros de ojos blancos que nunca más remontaron el vuelo
Matashichi Oishi los alimentó con agua azucarada y los hizo volar de nuevo
Y sus ojos cálidos fueron capturados en la película
La figura, de espaldas, de John Anjain 
Junto con todo aquello que ha sido acariciado en la orilla desde tiempos antiguos
Olas blancas, mar azul
 
[Versión en español de DCJ, basada en la traducción japonés-inglés realizada por Maya Ileto]
VI
 
On the shores of Rongelap
Two people
Quietly watching the sea
Though silent,  they spoke to each other from the heart

 

(The tuna fish discarded, so pitiful
they built a tuna memorial)
(So hard to leave our island home, but the third generation since then
they were still being born with internal organ damage)

 

On the shores of a poisoned island
Two people
They watch a truly bright red sunset
“John, it was this same color back then, wasn’t it?”

 

The old man is no longer with us
He battled a nuclear empire
One with ten thousand bombs
The former mayor of Rongelap
One month after the photograph was taken, he silently passed away

 

The old man’s bones
They probably could not be buried on the devastated Rongelap
Never to visit his home again
He sat on the shore, watching the waves,
Etching the scene in his mind

 

Matashichi Oishi, he recovered from surgery for liver cancer
And tended to the White Eye birds that no longer soared
Matashichi Oishi fed them sugar water and let them fly again
And his warm eyes captured on film
John Anjain’s figure from behind
Together with what has been lapping at the shore since ancient times
White waves, blue sea

 

Referencias:

Oishi, Matashichi. 2007. Bikini Jiken no Omote to Ura (The Two Sides of the Bikini Incident). Kyoto: Kamogawa Publishing.
Toyosaki, Hiromitsu and Kazuya Yasuda. 2004. Suibaku Bravo (The H-Bomb Bravo). Tokyo: Kusanone Publishing.
Maeda, Tetsuo. 1991. Hikaku Taiheiyo, Hibaku Taiheiyo (Nuclear-free Pacific, Atom-bombed Pacific). Tokyo: Chikuma Shobo.

[Del libro The Seas of Rongelap, Itsuko Ishikawa, 2009]

Anuncios

Acerca de ladelallave

"Un día al despertar nos damos cuenta/ de que apenas recordamos el camino hacia esa casa perdida,/ y ahogados de vergüenza y cólera/ corremos hacia ella, pero (como en los sueños)/ todo es ahora distinto: las personas, los objetos, las paredes/ y no nos conoce nadie: somos extranjeros" [A. Ajmátova]. Yo: poeta mexicana en Tokio.
Esta entrada fue publicada en La casa en Japón, Mis traducciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s