Yo y la caja musical y estas “canciones para adolescentes fumando en el claro del bosque”


(Imagen: Con Manuel Becerra en Japón, enero 2011)

Hay libros en los que uno entra con amor. En ellos puede escucharse la lluvia o la música de los animales, se puede ver la infancia que no ha sido derrotada, el milagro de los cuerpos, la caída de la nieve. Hay libros así, que son una casa, un país, un museo de la imaginación o la esperanza. Pero es difícil encontrarlos. Por eso, ahora que reconozco en Canciones para adolescentes fumando en el claro del bosque un arte de la memoria, una metafísica de lo invisible, vengo a celebrarlo. Y digo que este es el libro más hermoso del mundo.  

Los prestidigitadores del agua*

I

La campana sensible o cópula blanda de la medusa marina se suspende para subir, se detiene, asciende. Cumple su labor de linterna eléctrica bajo el océano. Su cortejo sucede en cámara lenta y cuando termina lo hace luminosa bajo el semen marino. Desdeña la rapidez y la pobreza y goza de peces corpulentos y dorados. Deja al macho alimentarse de los desperdicios que se quedan entre la flora del abismo.

Las medusas tienen para el amor la docilidad del cardumen.

II

La Gorgona, en cambio, se mueve por el sueño como por los auditorios. Se presenta en bulevares como actriz o cantante. Su cabeza tiene precio en los teatros. Pasea por el pensamiento de los locos que ven en ella una estrella de sanación mental. Ésta posee a ciertas horas del cuerpo dos palomas por manos. Tarde o temprano, llámese Silvia, Aurelia, Donata o Violante, se ha de seguirla, como llevados por una música de flauta, al cielo.

Experiencia del desencanto 

III

Un día nos amaneció nevando. Más que al paisaje nos dimos puras a las córneas y a esa liturgia natural. La maleza del patio se dejó vestir como de mármol. Fueron diamantes, en lo glaciar del día, los limones y la cárdena enramada del muro.

La caída de la nieve también sucedía en el temperamento de mi madre. Jamás incendio como ese hubo entre nosotras. Córneas donde jamás la luz ha hollado, hombres que se deslizan de la edad del aguardiente hacia el valle de los muertos, vida que pasa por estos lugares como cuerpos que se aman; todos éramos testigos:

jamás incendio como ese hubo entre nosotras.

Mi padre permanecía inmóvil y los rubios alacranes de las piedras y las flores de sombra, hasta que todo se detuvo y terminó. Fueron sólo unos segundos y cayó después la noche en los zarzales. Mi madre hablaba, cerca de las brasas, sobre el deshielo que vendría después. Y nosotras, mirando la incandescencia de los carbones que atormentaban sus ojos, seguíamos manteniendo la nieve a salvo en la memoria.

*Del libro Canciones para adolescentes fumando en el claro del bosque (Universidad Autónoma de Zacatecas, 2011) de Manuel Becerra Salazar, que se presenta en estos días en el Festival  Internacional de Poesía de Zacatecas.

Hasta allá, todo mi abrazo, los acordes de tormenta de este corazón inagotable. 

Anuncios

Acerca de DANIELA CAMACHO

México, 1980. Poeta y traductora. Autora de los libros 'Experiencia Butoh' (Amargord Ediciones, España y Cosmorama Edições, Portugal, 2017); 'Lantana' (Ejemplar Único, España, 2017); 'Carcinoma' y 'Híkuri' (Libros de artista, Artes de México, 2014) e '[imperia]' (Editorial El perro y la rana, Venezuela, 2013); entre otros.
Esta entrada fue publicada en Ellos: los desbocados. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Yo y la caja musical y estas “canciones para adolescentes fumando en el claro del bosque”

  1. Eva Caeiro dijo:

    hola, quería compartirte algo que encontré hoy.. espero te guste
    http://dl.dropbox.com/u/12917309/diecinueve.pdf
    no tengo el placer de conocer en persona a su autora, pero me basta con leerla en su blog como a ti.
    Gracias por abrir la puerta de tu habitación para nosotros.
    Este es su blog. http://lazomortal.blogspot.com/

  2. juan1318 dijo:

    Dani, quiero tener el libro de Becerra, sin importar cuánto me cuesta. ¿Cómo podemos hacerlo? No quiero que vos entres en gastos, por favor. ¿Hay alguna manera para que yo lo mande comprar y me lo envíen? Sus otros dos libros son extraordinarios; te agradezco que me hayas hecho conocer la obra de Manuel. Te abrazo fuerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s