[sueño mal y la morfina no adormece lobos en mi sangre]

(Imagen: Harald Stoffers)

owen soy yo y junto a él estoy muerta. tuvimos un hijo que aún crece en mi vientre. fue niña y se llamará undula. mi pequeña huérfana no tiembles. la erección de los narcisos es un sueño. ¿recuerdas? yo que te nací con coronas estoy viva. conocerás muy pronto la palabra corcel la palabra fármaco las palabras. mi maravilla futura, que fuiste siempre sólo mía, ya no llores. heredarás por corazón una viola, un tableau vivant, una máquina del tiempo para volver a la noche nevada.

(hace falta más de un lenguaje para olvidar lo impronunciable. mi pequeña huérfana. owen soy yo en su cuerpo tibio junto a mí que te acaricia. te llamarás undula. tuvimos un hijo que aún crece en mi vientre).

[y lo que se escucha. esa música de devorar: Otomo Yoshihide]
Anuncios

Acerca de ladelallave

"Un día al despertar nos damos cuenta/ de que apenas recordamos el camino hacia esa casa perdida,/ y ahogados de vergüenza y cólera/ corremos hacia ella, pero (como en los sueños)/ todo es ahora distinto: las personas, los objetos, las paredes/ y no nos conoce nadie: somos extranjeros" [A. Ajmátova]. Yo: poeta mexicana en Tokio.
Esta entrada fue publicada en En un lugar para huirse. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s